Login   | Regístrate gratis 
Skip Navigation Links Skip Navigation Links
acceso empresas
Skip Navigation Links Skip Navigation LinksPortada > Portada País > Mariage > Mariage artículo
 
 
 Moda
 Isabel Castro
 

Isabel Castro:
De Música Libre a diseñadora de Alta Costura
Por Andrea Guillet

Desde niña, Isabel Castro soñó con tener una tienda de ropa. Incluso, cuando a los 17 años participó en el popular programa de baile "Música Libre", era ella quien diseñaba gran parte de la vestimenta que usaban. Aunque de manera bastante amateur, Isabel confeccionó por mucho tiempo sus propios modelos para uso personal.

Una vez casada y ya con niños, resucitó en ella el gusto por la ropa y por la creación. Fue así como comenzó a estudiar Alta Costura con dos grandes diseñadoras de la época como lo eran Flora Roca, quien desde el comienzo le pronosticó que "tenía manos para las tijeras", y Laura Rivas, que sigue siendo una destacada diseñadora. De eso ya van 18 años, tiempo en que Isabel Castro, ya instalada en su tienda del Canta Gallo, ha sabido ganarse un puesto entre los diseñadores más importantes de nuestro país, llegando incluso a ser la actual vicepresidenta de la Cámara Chilena de Alta Costura.

Amante del buen gusto y la creación, que ella califica como un verdadero arte, con los años Isabel se ha especializado en la confección de alta costura y especialmente en la elaboración de trajes de novia y de madrina. Se nota que el tema le entusiasma y apasiona y fue de eso de lo que nos comentó.


¿Qué dirías que es lo básico en el diseño de alta costura?

El que tiene buen corte, buen moldaje y buen gusto, puede llegar lejos en este negocio, porque estará poniendo todo su talento. Si no tienes esas cosas, más las ganas de sacrificarte, de perseverar, de estar presente y de luchar, es bastante difícil que te mantengas en este mercado. Este trabajo requiere de una entrega enorme.

En lo que respecta a alta costura Isabel Castro tiene diseños para fiestas de 15, graduaciones y para madrinas. Pero son estas últimas, junto con las novias, a las que le dedica más tiempo.

¿Cómo es el proceso de creación del vestido de novia?
Lo fundamental es conversar con la novia para conocerla, sentirla y saber cuál es su feeling y lo que realmente quiere proyectar el día de su matrimonio Eso es lo que hago incluso antes de mostrarle telas o hacer bosquejos de lo que podría ser su vestido. Hay un montón de opciones y por lo tanto muchas preguntas: ¿te gusta o no escotado? ¿Vas a usar velo? ¿Lo quieres de líneas estilizadas o amplias? Ahí uno también tiene la labor de aconsejar. Sin embargo, hay novias que llegan con la idea preconcebida, y uno no saca nada con decirles algo porque ellas tienen su decisión tomada.

¿Qué telas y técnicas usas para la confección de los trajes de novia?
En realidad hay una amplia variedad, sobre todo porque la moda hoy es bastante rupturista. Se puede mezclar una tela arrugada con una lisa y un tul y hacer un vestido de novia espectacular. En general la novia ya no quiere el vestidito bordadito que se usaba hace muchos años, si no que el vestido con las tendencias que se están usando ahora, hasta con deshilachados algunas veces, pero con todo muy bien puesto. Que sea bien hecho, pero que tenga unos toques de irreverencia. La idea es mezclar telas. Por ejemplo, usar una muselina muy fina y mezclarla con un forro muy arrugado. Sobre eso se pueden aplicar piedras, bordados o incluso hojitas de organza.

¿Qué pasa con las novias más clásicas?
A ellas les ofrezco la línea más tradicional, que es lo que uno siempre usa. Ahí uso telas como la organza, raso, shantung de seda natural y aplico bordados.

¿Qué prefiere la novia chilena?
Yo te diría que es bastante sencilla. En general no quiere cosas muy rimbombantes. Comparadas con el resto de Latinoamérica, las chilenas son mucho más sencillas. Creo que también hay un factor de crisis económica en este caso. La gente busca algo que no salga tan caro. Mientras más impactante el vestido, más costoso.

En cuanto a colores ¿siguen usándose lo mismos?
El blanco, blanco sigue usándose. A mí me gusta mucho, pero la verdad es que depende mucho de la novia. Yo te diría que son cuatro colores básicamente: blanco, ostra, blanco invierno y marfil. La verdad es que no hay más, a no ser que la novia quiera un corsé negro con pollera crema, pero en nuestro país eso es bastante difícil.

¿Qué se debe tomar en cuenta para la confección de un vestido para una madrina?
Lo primero es que ambas madrinas se pongan de acuerdo en el color y el diseño del vestido. En este caso, la mamá de la novia es la que tiene la preferencia para elegir.
Hoy, las madrinas están usando corsé con pedrerías, con brillitos. No están tan tradicionales, tan planas. Se pueden mezclar sedas arrugadas en un corsé bordado, por ejemplo.

¿Cuánto cuesta?
Una madrina sencilla, sin bordado o pedrería puede hacerse un traje por $250.000. Si se quiere algo más elaborado, como por ejemplo un corsé con pedrería y chal, el precio sube a $380.000.

¿Cuáles son los colores que se están usando?
Los dorados, los plateados y los tostados están gustando mucho. También se usan mucho los verdes, los azules y los degradé. Aunque es un poco más invernal uso mucho el rojo italiano. El fucsia o el calipso, lo usan más las lolas para las fiestas, para las graduaciones.

En lo que se refiere a la línea pret a porter, Isabel elabora trajes de dos piezas especialmente para ocasiones intermedias, como un matrimonio de día o un cóctel.

¿Qué le aconsejas a la mujer en estos casos?
La idea es que te veas elegante y preocupada para la ocasión, pero a la vez semiformal, porque a la luz del día una no se puede vestir llena de brillos, muselinas, lentejuelas o gasas. Puede ser, por ejemplo, un lindo vestido a media pierna con una chaqueta que le haga juego o un terno con un peto y que a la hora de bailar una se pueda sacar la chaqueta y quede con algo bonito debajo.

¿Cuánto tiempo antes debe una novia o una madrina encargarte un vestido?
El ideal es de dos a tres meses. La madrina, puede ser más rápido, pero el ideal es que esto se haga con tiempo.


¿Qué sientes cuando tu "obra" ya está terminada?

Para mí, mis vestidos son como un cuadro que terminaste de pintar y no lo quieres soltar. A mí me ha pasado, con vestidos lindos que he hecho, que cuando se van siento pena. También siento alegría por el negocio, claro, pero pena porque se fue y es bastante raro volver a repetir un vestido.


¿Te sientes satisfecha con tu trabajo?

Sí, porque me encanta. Me entretengo mucho creando y percibiendo los cambios que sufre la moda. Además me encanta el contacto con las mujeres. En este rubro muchas veces te conviertes en sicóloga porque escuchas sus problemas, las estimulas y en definitiva salen contentas. Muchas te dicen que les valió más la pena venir a mi tienda que al sicólogo.

1999 - 2011 © NoviasyNovios.com - ExpoWedding.Com

  ExpoWedding.Com: Network:  Argentina - Bolivia - Chile - Colombia - Costa Rica - Ecuador - El Salvador - España - Guatemala - Honduras - México - Nicaragua - Panamá - Paraguay - Perú - Puerto Rico - República Dominicana - Uruguay - Venezuela